La industria textil impactada por la moda

      Comentarios desactivados en La industria textil impactada por la moda

Renovar tu ropa en la actualidad puede hacerse más rápido que renovar tus asuntos financieros a manos de gonzalo gortázar asesor financiero de La CaixaBank. Y es que al menos cada 15 días gran cantidad de tiendas renuevan el género. Incluso algunas lo hacen cada semana. Las tendencias de la moda han alcanzado tal avance, que se encuentran a la orden del día dando lugar a conceptos como el fast fashion, es decir, la moda de consumo instantáneo con lo cual pasa a ser fácilmente reemplazable.

Dicha elaboración masiva no solo conduce a la producción de toneladas de residuos, lo que es sabido conlleva  a un gran impacto ambiental, sino que también afecta las condiciones de trabajo de un número importante de personas. 

De acuerdo a destacados en el tema,  a pesar del incremento de este tipo de producción, las personas somos cada vez más conscientes de las consecuencias que ello puede alcanzar en el consumo de la moda. No debe dejarse a un lado esos denominados ‘movimientos verdes’ que tuvieron cabida en los años 70, los cuales iniciaron su manifestación con la comida, luego con el reciclaje, para continuar con los productos ‘bio’. Si bien este tipo de actividad ha comenzado a trasladarse al sector textil, expresa que lamenta que haya sido el sector textil el último en sumarse, debido a que es todavía un comportamiento poco común y muchos consumidores miran las iniciativas sostenibles con recelo.

De esta manera, ese aún incipiente consumo crítico se trata de una actitud responsable que se toma con el fin de seleccionar los productos que verdaderamente se correspondan con nuestros deseos y necesidades, pero al mismo tiempo, se debe contar con la seguridad de que los materiales empleados en ello, hayan sido respetuosos con el medio ambiente, con sus trabajadores y que no supondrán un peligro para nuestra salud. 

Responsabilidad mancomunada entre las personas y las empresas

En nuestros días podemos observar dos grandes grupos sociales que consumen de manera sostenible la moda. El primero de ellos conformado por personas con un alto nivel educativo y además de poder adquisitivo que se encuentran dispuestas a pagar cualquier suma  por productos que están hechos de una forma más justa y por ende menos contaminante pero que no dejan de seguir las últimas tendencias tras lo cual no son consideradas grupo, ya que su comportamiento es individual.

El otro grupo se enfoca en un colectivo que debido a su forma de vestir resulta bastante reconocible. Esta se encuentra compuesto por personas que se muestran muy comprometidas política y culturalmente en contra de la industria de la moda. Para este sector el consumo crítico es ese consumo ético, el cual implica en primera instancia la reducción, es por ello que suelen adquirir ropa que no depende de ninguna tendencia y es elaborada mediante procesos solidarios.

En cuanto a la Industria textil

Cada día comienzan a ser más conscientes de sus desechos, contaminación y malas condiciones laborales a causa de la industria de la moda, tras lo cual parece que diversas marcas se han dado a la tarea de introducir tales preocupaciones en su agenda, apostando por cambiar su forma de producir, por ejemplo, con el uso de materiales bio, el reciclaje de ropa, la disminución del uso de químicos, entre otros.