Lo vintage surge de las cenizas para mostrarnos las prendas más buscadas

De acuerdo a las principales tiendas vintage, lo antiguo ahora no es lo más buscado, sino lo más extraño. Por lo que ahora es tendencia en la moda, en el futuro será lo vintage. Y sí, las marcas de culto de hoy serán el vintage del futuro.

Como sabemos, lo vintage de inmediato nos lleva a pensar en prendas que son de segunda mano, donde encontramos desde vestidos que cuentan con la mayoría de edad, pasando por bolsos y zapatos que en algún momento fueron el delirio de alguien.

Sin embargo, en el transcurso de los últimos años, el movimiento vintage se ha venido adaptando hacia lo que se podría llamar vintage-contemporáneo, y se traduce como un ejercicio por recuperar prendas que son más modernas, pero que debido a su rareza o influencia, se han convertido en el objeto del deseo.

Sustentado con dicha premisa, el mercado de la segunda mano ahora es un mercado de «resale», es decir, un espacio en donde los coleccionistas han decidido vender y comprar gran cantidad de piezas que ya no se encuentran en las tiendas y que «necesitan» para poder saciar esa hambre de moda.

En muchas oportunidades, ni siquiera se trata de piezas usadas o que sean especialmente antiguas. Por ejemplo: si una colección-cápsula o de carácter limitado se encuentra agotada, lo más probable que al día siguiente ya pueda verse a la venta. Si buscamos una web que nos brinde referencia de ello, esta es Grailed, la misma es exclusiva de prendas masculinas, aunque para las chicas recientemente fue creada Heroine, que vendría a ser su homóloga.

De acuerdo a Lawrence Schlossman, quien es el director de la marca, la web ahora cuenta con «más de 700.000 suscriptores» y además se centra «en el trato de usuario a usuario», experiencia muy distinta a la que se vive con otras webs que también se manejan con la segunda mano y que vienen funcionando casi similar a un centro de consigna.

«De inicio, la web reflejaba las preferencias de una audiencia nicho, con marcas como Rick Owens o Raf Simons como referentes», señala. De este modo, el intercambio se enfoca más en conseguir unas zapatillas de 2004, que la obtención de un abrigo de los años 20. La nueva forma de vintage masculino.

Haciendo referencia a los datos de Grailed, se pueden mencionar como las marcas para hombre que presentan mayor demanda desde el momento en el que se puso en marcha, han sido Saint Laurent, Comme des Garçons, Maison Margiela, Undercover y Acne Studios, además de las dos que se mencionaron con anterioridad. No obstante, se encontraron en la obligación de lanzar un apartado denominado Hype, en el mismo es posible reunir a las nuevas marcas de culto como Supreme, Yeezy, Bape, Gosha Rubchinskiy o Fear of God. Tan sólo de Supreme se pueden encontrar más de 67.000 piezas a la venta, la marca con más cantidad.